lunes, 18 de abril de 2011

Para recordar durante las procesiones

El camino de la Cuaresma nos ha conducido un año más a las celebraciones de la Semana Santa.

A los que habéis caminado fielmente con nosotros durante este doloroso periplo visual, os agradecemos vuestra compañía; a los que nos habéis acompañado a ratos, os agradecemos ese trecho compartido; a todos, os encomendamos la penosa labor de no olvidar el sufrimiento que hemos visto, y de seguir orando por los que sufren.

En nuestra ciudad de Valladolid, Semana Santa es actos penitenciales, cultos, adoración... pero el signo visible del fervor son las procesiones, que los cofrades amamos y de las que participamos con temperaturas agradables, con frío, con muchísimo frío... Son nuestra seña de identidad.

Nuestro último ruego es que este año, bajo el capirote o recogido el corazón al calor de una mantilla, tengamos en algún paso un recuerdo para los afligidos, y como última imagen - reflejo de nuestra Semana Santa, pensemos que son muchos los que al mismo tiempo que nosotros también viven su particular procesión en medio de la miseria, el dolor y la desgracia.


Refugiados ruandeses dirigiéndose a un campo en Tanzania.
Fotografía de Martha Rial.
Premio Pulitzer de Fotografía de Noticias en 1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada